jueves, 19 de marzo de 2015

Locas mujeres ciertas

I
Un aire me traspasa
dos armarios de madera en el suelo
y la voz de mi padre diciendo, colocála una arriba y otra abajo- sus hermanas, la mayor que eligió amar al hombre equivocado valiéndole el exilio familiar y la otra que casó con el varòn aceptado- con la cabeza de costado...
para que puedan conversar...en la noche vaga de un Dio sin tiempo.
Ahí se quedarán
mientras llega el día
con su fusil al hombro...
Y el mar se tiñe rojo.


II
Qué cosa es ser militante,
 guerrillera de la vida,
 montonera, montonera
pasaba el tiempo
y la carga en mis entrañas resonaba
resonaba la misma palabra,
terrorista terrorista
y yo no sabía qué era ser subversiva,
 no sabía
lucho por la familia humana
con una vela encendida
donde comienza el diafragma
por salir de la cama
ay que te quemo
ay que me quemas
ay que no canto más
ay te juro
               que no bailo más