lunes, 15 de octubre de 2012

Voces que dejan huellas

En 26 personas para salvar el mundo, de Sudamericana, Lanata se encuentra con Z. Bauman y entre las preguntas hay una que refiere a la banalidad del mal y a esta cosa horrorosa de que la gente común, así como cada uno de nosotros, podríamos volver a repetir otro Holocausto. La salida podría aparecer en la voz de Castoriadis, filósofo giego francés, quien sin pretender salvar al mundo dice: Dios no lo permita, nunca cambiar al mundo, lo que yo quiero es que los humanos se cambien así mismos como lo hicieron ya muchas veces en el pasado.
Quién dijo que todo está perdido... Yo vengo a ofrecer mi corazón...