domingo, 12 de mayo de 2013

El disfraz

Sacáte el antifaz, te quiero conocer, basta de caretaje impiadoso, mostráme esa mujercita de percal que escondés, abandoná los afeites y cosméticos para mejores épocas, dejá la malla metálica para los colmeneros, si abejas  no cultivás y terrateniente no sos, ni cuenta gorda en el Banco te asiste y espada de esgrima flexible y punzante calzás en tu diestra... reservá para vos esa  retórica hueca y desolada buena para el buey que bien solo se lame, allá él, vos acá con el  espejito, espejito roto y atribulado, llena de espanto, dame tu mano , la ponemos sobre mi/tu/nuestro corazón y salimos a cielo  abierto sin miedo a los demás así contemplo tu risa estrellada.