sábado, 12 de abril de 2014

A mi compañero

                                                                                  Al modo de Alejandra
Te pienso y te acompaño
siento tu nombre correr dentro de mi sangre
construyendo mi vida
 y la de los que amamos tanto.
Cada día amenazo a la muerte por tu nombre
velaré los días por tu requerida presencia,
Te necesito como a ninguno igual.