jueves, 7 de agosto de 2014

Un puñado de basura

Está en un agujero y no puede salir. Solo es un puñado de basura, justo ahí donde cayó su corazón cuando lo tiró por la ventana. Me voy, chau corazón, te dejo, más no podés doler.Piso las telitas de tu alma, hoy no puedo romper tu límite, perdí,corazón asesino, quedé sin aliento y justo hoy me niego a levantar la bandera blanca.Dan ganas de patearte sin asco y mandarte a la cucha.Así se va, antes busca una cuchara para terminar de vaciar su pecho despoblado.Ya es del bando de los vencidos.