martes, 26 de marzo de 2013

Hace justo un mes

Yo no sé, mirá, cómo llueve. Es terrible, demasiado para mí en este aniversario de cada lunes y de cada día, y encima tengo que ponerme la vacuna contra la gripe (que no se consigue y mi sistema inmunológico no sabe de esperas) Llueve toda la mañana, tupido y parejo, sin estridencias,  casi como la pregunta del sueño:
-¿viniste a ver si alguien te recordaba? y yo que contestaba:- no sé, pero mi corazón no olvida a los que ama, así empecé este lunes atrapada por aquel otro lunes, de cielo despejado, fresco, perfecto, ¿para irse?. Se me aparece irreal la figura de mi hermano con sus brazos sosteniéndose el pecho diciéndome/ se /nos :- No hay que llorar, con los ojos velados por un dolor infinito. Momentos, si los hay, inefables

.